Ana Puebla

Hola, soy Ana, licenciada en pedagogía, con especialidad en servicios sociales y familia y con un máster en cooperación para el desarrollo y gestión de entidades, por la UGR. Soy una granaína con fortísimas raíces y muchas alas que al terminar la carrera se fue a vivir a Barcelona, una ciudad que sigo sintiendo como mía y en la que complementé mi desarrollo, a todos los niveles. He trabajado como educadora a través del ocio para colectivos en riesgo de exclusión social, en hogares residenciales de menores, como pedagoga del equipo técnico de evaluación familiar de la Generalitat y dinamizando experiencias de democracias participativas en Cádiz. Comencé mi andadura en la cooperación, colaborando en un proyecto educativo y de inserción social con menores y sus familias en Arequipa, Perú, en el 2008. Estuve en India trabajando como pedagoga de un centro de parálisis cerebral infantil, en Nueva Zelanda colaborando en una escuela Waldorf, en una ONG con actividad en Madagascar como técnica de educación para el desarrollo y desde hace 5 años, trabajo como técnica de cooperación en una entidad de Nepal, proyecto que, entre otras cosas maravillosas, me unió a mis compañeras de aventura y vida, Mar y Claudia. Me apasiona el arte, pasarme días divagando con mis colegas, la antropología, leer y andar por la montaña o tirarme horas nadando. Tengo un punto friki, me flipa reírme de todo a su debido tiempo y explorar mis propios límites compartiéndolos con mi comunidad.

Mar García

Hola, soy Mar, graduada en Trabajo Social por la Universidad Complutense de Madrid con Máster en Cultura de Paz, Conflictos, Derechos Humanos y Educación en el Instituto de Paz en Granada. Madrileña de sangre y corazón, he vivido en Granada y actualmente y desde hace dos años en Dublín. Nada tiene que ver una ciudad con otra y es que creo que me gustan los contrastes y los cambios. He trabajado como técnica en un proyecto de Cooperación Internacional en Nepal donde conocí a mis aliadas de vida y de sueños Clau y Ana. También he trabajado con personas sin hogar en Madrid, con mujeres en situación de violencia machista, con menores en proyectos socioeducativos y de participación y actualmente trabajo con personas sin hogar en un centro de emergencias y en reducción de daños para personas con adicciones. Me encantan los animales, especialmente mi compi no- humano, Roni, las buenas conversaciones con amigos/as tomando una copita de vino y la escalada, aunque me esfuerzo por aprender, sigo en un nivel más bien bajo. Y por supuesto, los encuentros con mi manada, planeando con un cafecito cómo destruir el patriarcado.

Claudia Salas

Hola, soy Clàudia, graduada en Educación Infantil y con estudios de máster en pedagogías respetuosas y de la vida cotidiana, Educación para el Desarrollo y la Justicia Global y gestión de proyectos de cooperación. Catalana de nacimiento y con una fuerte pasión a poder conocer distintas realidades y territorios que contribuyan a mi desarrollo como persona. Me he dedicado siempre a la educación formal y no formal, trabajando como directora de proyectos educativos innovadores y asesorando a equipos educativos. También como técnica de proyectos de educación para el desarrollo en distintas entidades sociales y del tercer sector. Actualmente trabajo de técnica en una Fundación especializada en Cultura de Paz. Mi camino en el mundo de la cooperación empezó en Marruecos, realizando una practicas universitarias reforzando los equipos educativos de distintas entidades y escuelas de la zona de Nador. He estado en Nepal varias veces, país que, además de cambiar mi imaginario del trabajo cooperativo y contribuir de una manera muy significativa a mi desarrollo profesional y personal, me acercó a Mar y Ana con las que comparto proyecto y una gran amistad. Mi mayor aspiración es poder contribuir a generar un cambio social, a través de una educación crítica y emancipadora que permita modificar las estructuras imperantes de nuestro sistema para así tener una sociedad más justa y equitativa en términos de desarrollo humano sostenible. Me encanta ir de conciertos, leer un buen libro y tirarme en el sofá con una buena serie o documental. Me puedo pasar horas paseando por la naturaleza o contemplando el cielo de noche, preferiblemente en buena compañía. Y, sobretodo, me gusta compartir reflexiones y conversaciones para “arreglar el mundo”.

Hola, soy Ana, licenciada en pedagogía, con especialidad en servicios sociales y familia y con un máster en cooperación para el desarrollo y gestión de entidades, por la UGR.
Soy una granaína con fortísimas raíces y muchas alas que al terminar la carrera se fue a vivir a Barcelona, una ciudad que sigo sintiendo como mía y en la que complementé mi desarrollo, a todos los niveles.
He trabajado como educadora a través del ocio para colectivos en riesgo de exclusión social, en hogares residenciales de menores, como pedagoga del equipo técnico de evaluación familiar de la Generalitat y dinamizando experiencias de democracias participativas en Cádiz. Comencé mi andadura en la cooperación, colaborando en un proyecto educativo y de inserción social con menores y sus familias en Arequipa, Perú, en el 2008.
Estuve en India trabajando como pedagoga de un centro de parálisis cerebral infantil, en Nueva Zelanda colaborando en una escuela Waldorf, en una ONG con actividad en Madagascar como técnica de educación para el desarrollo y desde hace 5 años, trabajo como técnica de cooperación en una entidad de Nepal, proyecto que, entre otras cosas maravillosas, me unió a mis compañeras de aventura y vida, Mar y Claudia.
Me apasiona el arte, pasarme días divagando con mis colegas, la antropología, leer y andar por la montaña o tirarme horas nadando. Tengo un punto friki, me flipa reírme de todo a su debido tiempo y explorar mis propios límites compartiéndolos con mi comunidad.

Hola, soy Mar, graduada en Trabajo Social por la Universidad Complutense de Madrid con Máster en Cultura de Paz, Conflictos, Derechos Humanos y Educación en el Instituto de Paz en Granada.
Madrileña de sangre y corazón, he vivido en Granada y actualmente y desde hace dos años en Dublín. Nada tiene que ver una ciudad con otra y es que creo que me gustan los contrastes y los cambios.
He trabajado como técnica en un proyecto de Cooperación Internacional en Nepal donde conocí a mis aliadas de vida y de sueños Clau y Ana. También he trabajado con personas sin hogar en Madrid, con mujeres en situación de violencia machista, con menores en proyectos socioeducativos y de participación y actualmente trabajo con personas sin hogar en un centro de emergencias y en reducción de daños para personas con adicciones.
Me encantan los animales, especialmente mi compi no- humano, Roni, las buenas conversaciones con amigos/as tomando una copita de vino y la escalada, aunque me esfuerzo por aprender, sigo en un nivel más bien bajo.
Y por supuesto, los encuentros con mi manada, planeando con un cafecito cómo destruir el patriarcado.

Hola, soy Clàudia, graduada en Educación Infantil y con estudios de máster en pedagogías respetuosas y de la vida cotidiana, Educación para el Desarrollo y la Justicia Global y gestión de proyectos de cooperación.
Catalana de nacimiento y con una fuerte pasión a poder conocer distintas realidades y territorios que contribuyan a mi desarrollo como persona.
Me he dedicado siempre a la educación formal y no formal, trabajando como directora de proyectos educativos innovadores y asesorando a equipos educativos. También como técnica de proyectos de educación para el desarrollo en distintas entidades sociales y del tercer sector. Actualmente trabajo de técnica en una Fundación especializada en Cultura de Paz.
Mi camino en el mundo de la cooperación empezó en Marruecos, realizando una practicas universitarias reforzando los equipos educativos de distintas entidades y escuelas de la zona de Nador. He estado en Nepal varias veces, país que, además de cambiar mi imaginario del trabajo cooperativo y contribuir de una manera muy significativa a mi desarrollo profesional y personal, me acercó a Mar y Ana con las que comparto proyecto y una gran amistad.
Mi mayor aspiración es poder contribuir a generar un cambio social, a través de una educación crítica y emancipadora que permita modificar las estructuras imperantes de nuestro sistema para así tener una sociedad más justa y equitativa en términos de desarrollo humano sostenible.
Me encanta ir de conciertos, leer un buen libro y tirarme en el sofá con una buena serie o documental. Me puedo pasar horas paseando por la naturaleza o contemplando el cielo de noche, preferiblemente en buena compañía. Y, sobre todo, me gusta compartir reflexiones y conversaciones para “arreglar el mundo”.