Diseño de cursos a medida: "Procesos participativos en educación formal y nuevas tecnologías"

Mar García Rubio

En Adarsi realizamos diseños de planes formativos dirigidos a profesionales de la intervención social. Cursos a medida y adaptados según el grupo y el contexto, interactivos y gamificados y con formación bonificada.

Y esto es lo que ocurrió con Hartford, empresa de intervención social, cultural y educativa la cuál nos contactó para realizar un curso formativo al equipo que se encarga de los programas de acompañamiento escolar en centros públicos y actividades de ocio educativo infantiles y juveniles. Estos y estas profesionales realizan procesos de participación infantil y juvenil en centros escolares de primaria y secundaria.

Para realizar este curso, hicimos un acercamiento a sus necesidades mediante un diagnóstico participativo. Nos reunimos con la coordinación e hicimos entrevistas al resto del equipo. Una vez realizado este primer paso, diseñamos y desarrollamos el programa formativo. A medida que iban pasando las sesiones – en formato online y en directo-, íbamos adaptando los contenidos mediante evaluaciones y devoluciones participativas pero sin perder de vista el objetivo principal: «Procesos participativos en educación formal y nuevas tecnologías» .

Con  esta formación,  invitamos al alumnado a cuestionar algunos conceptos como, ¿A qué se refiere exactamente el término “participación”? ¿Y por qué es un concepto que está en auge en el ámbito de la educación y la intervención social? ¿Qué aporta a nuestras actuaciones como profesionales, que resulta tan revolucionario?.

Analizamos la participación de los y las jóvenes en las redes, compartimos técnicas de motivación para la participación de los y las adolescentes, y profundizamos sobre la metodología participativa en contexto de educación formal así como experiencias y casos prácticos de proyectos participativos nacionales e internacionales.

Como se ha expuesto anteriormente, se trató de un curso online y en directo donde a través del juego, el alumnado navegó por todo el contenido. De esta forma, no sólo motivamos a su participación sino que también les mostrabamos herramientas de gamificación que podían usar en sus día a día con los y las jóvenes.

Y es que cada vez más, este tipo de aprendizaje va ganando terreno en las metodologías de formación debido a su carácter lúdico, que facilita la interiorización de conocimientos de una forma más divertida, generando una experiencia positiva en el usuario.

Y esto es lo que intentamos transmitir durante todas las sesiones, el modelo de juego realmente funciona porque consigue motivar a los alumnos/as, desarrollando un mayor compromiso de las personas, e incentivando el ánimo de superación. 

Sumado también a que las tecnologías y las redes sociales están generando nuevas formas de consumir medios, contenido, participación ciudadana e incluso relaciones personales entre los/as jóvenes. 

Son muchas las personas profesionales del mundo de la comunicación, la educación y la psicología, entre otras, que llevan tiempo realizando estudios sobre el impacto y el cambio social que implica este nuevo medio a través del cual las generaciones, nativas digitales, se están desarrollando. 

Por ello, el acercamiento y su uso no es sólo recomendable sino casi de uso obligatorio.   

Autora:

Mar García Rubio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.